Por Qué Duele Las Rodillas Al Correr



Nadie pone en duda los beneficios que ofrece el hacer ejercicio cada día. Desde mejoras de salud hasta progresos estéticos, el deporte es imperativo en aquellos que quieren verse y sentirse bien. Sin embargo, muchas veces, la actividad física puede generar molestias en músculos, huesos, articulaciones y aquellas personas amantes de un deporte llamado running no son excepción a ciertos tipos de dolores; estos deportistas se preguntan, al menos una vez en su vida, por qué duelen las rodillas al correr.


Si bien el dolor en la rodilla por desgaste físico puede presentarse también en ciclistas, escaladores o en aquellos que practican la caminata, son los corredores -aquellos que practican el correr largas distancias- los más propensos a padecer este tipo de lesiones. Además de ser un malestar incomodo, el dolor de rodillas impide que la persona pueda continuar con sus habituales sesiones de entrenamiento.

Causas del dolor de rodillas al correr

por que duelen las rodillas al correr



Son muchas las razones que originan esta molestia; van desde la falta de calentamiento hasta el sobreentrenamiento. Pero son estas las causas más comunes a lo que también se denomina como rodilla de corredor:

Es posible que el desgaste de la carrera provoque una mala alineación de la rótula. Esto podría ser causado por inestabilidad de los terrenos en los que se entrena. Además, puede ocurrir también una especie de dislocación parcial o total de la rodilla, provocada por el constante pisar en los desniveles del suelo.

Aunado a esto, la respuesta puede hallarse también en los músculos de la pierna. Una lesión muscular puede hacer que la rodilla se sienta resentida. Además, muchas veces se exige al músculo más de lo que este puede dar, y su falta de fuerza, su debilidad, afecta igualmente la articulación de la rodilla, haciendo que esta no funcione como normalmente debe hacerlo.

Otra de las razones es que la persona padezca de pie plano. En este caso podrían doler no solo las rodillas, sino también los tobillos e incluso la cadera (véase por qué duelen los huesos de la cadera). Un mal calentamiento o una inadecuada rutina de entrenamiento también serían la causa de por qué duelen las rodillas al correr.

El uso de calzado poco ideal para correr. Muchas veces quien trota usa zapatos deportivos que no amortiguan lo suficiente el impacto de la carrera, haciendo que las articulaciones se vean afectadas (vea también por ejemplo por qué duelen los pies y piernas).

El sobrepeso también genera fuertes tensiones que explican las dolencias en las rodillas al correr. Cuando se es novato en este tipo de actividades es normal que se resientan rodillas y tobillos, pero conforme se mejora la técnica y el estado físico irá mermando la aparición de las dolencias. Precisamente la técnica también influye en que la rodilla trabaje correctamente. Una mala técnica, con alineaciones desviadas, también se notará en la rodilla de corredor.

¿Cómo mejorar la técnica para que no duelan las rodillas?

Es obligatorio que la persona que corra tenga en cuenta los siguientes consejos para mejorar su carrera:

Te puede interesar:   Por Qué Duele El Dedo Gordo Del Pie: Remedios

Evitar el golpe de talón

Este tipo de zancada, que apoya primero la parte trasera de la planta del pie, afecta directamente la rodilla. Se recomienda tratar que el peso del cuerpo se distribuya por toda la planta y no solo en el talón. Al pisar se debe procurar también que la rodilla esté flexionada ligeramente, pues en caso contrario, de pisar con la pierna rígida, aumenta el impacto en rodillas e incluso en la cadera.

Evitar también que los pies estén desalineados

Mejorará mucho la técnica, y por consiguiente evitará el dolor en las rodillas. La mejor manera de evitarlo es tratando que ambos se orienten en dirección paralela, al frente, sin realizar aperturas exageradas que generen roces innecesarios entre la rótula y los huesos vecinos, así como tensiones que podrían afectar los ligamentos internos de la articulación.

Como evitar el dolor de rodillas

Siguiendo al pie de la letra estos sencillos consejos se evitarán las preocupaciones y lamentaciones en las rodillas.

Utilizar el calzado adecuado

Además de reducir el impacto en rodillas y otras articulaciones mejorará considerablemente la carrera, pues un calzado que sea cómodo en los pies evitará riesgos de callos o irritación de los dedos por roces de impacto.

recomendaciones para correr

Realizar una buena sesión de calentamiento

Esto ayudará no solo a la rodilla, sino también a los músculos de las piernas. Estirar unos segundos, sin llegar al punto de sentir dolor, mejorará también el rendimiento de carrera y evitará lesiones musculares.

Controlar el peso

Cuidar que no se tengan unos kilos de más sería considerar los esfuerzos que hacen las rodillas. Si se cree que el peso del cuerpo puede afectar sobremanera estas articulaciones es mejor iniciar solo con caminata, y progresivamente agregar unos cuantos metros de trote.

Elegir el terreno adecuado

Sin duda una pista atlética caería como anillo al dedo para no generar mucho impacto sobre las rodillas. En caso contrario, se debe al menos evitar correr en terrenos escarpados, con muchos desniveles; un trote en césped es lo más cercano al alivio de la pista que se puede considerar.

Controlar distancias e intensidad de los entrenamientos

A veces el dolor de las rodillas al correr se justifica cuando la persona excede las cargas que puede soportar el músculo. Trotes de 20 a 40 minutos, a intensidad moderada, serán más que suficientes para mantener una vida saludable.

Descansar cuando el dolor persista

Entrenar con la dolencia presente no resolverá el problema. Lo mejor es tomarse unos días de descanso para que la rodilla no sufra cargas que puedan afectar su recuperación.

Ejercitar los músculos de las piernas

Unas sesiones para ganar fuerza en los músculos de los cuádriceps serán de gran ayuda para aliviar de esfuerzos a la rodilla. Así, los esfuerzos serán más equilibrados y no será solo la rodilla la encargada de recibir el impacto que genera la zancada con el suelo.

Si el dolor continúa a pesar de estos consejos ya estará en manos de un especialista diagnosticar otro tipo de causas a por qué duelen las rodillas al correr.