Cuando se lleva una vida agitada, en medio del ajetreo de las ciudades, el cuerpo puede verse afectado ante tanto estrés acumulado. Muchas veces el detonante de cualquier molestia son horas extra de trabajo o presiones ante atrasos laborales y académicos; en muchos de estos casos puedes llegar a sentir molestias en las extremidades inferiores, surge el planteamiento de por qué duelen las piernas, ante lo cual te presentamos los mejores consejos, remedios, y un ejercicio para calmar el dolor.

por qué duelen las piernas

Este tipo de dolor en las extremidades inferiores solemos asociarlas, la mayoría de las veces, solo con las mujeres, ya que son estas quienes padecen  de mala circulación, al menos en mayor porcentaje que los hombres.

Sin embargo, los hombres también pueden padecer estos dolores por mala circulación, o por otro tipo de causas que ya presentaremos en su debido momento. Por ahora, es importante que distingas cuál es el tipo de dolor de piernas que estás sintiendo, para determinar las posibles causas del dolor y por ende saber en qué punto debes actuar.

Razones de por qué duelen las piernas

Como hemos presentado, las causas del dolor de piernas pueden estar en tu día a día. Sin embargo, considera estos factores como posibles causas del dolor:

  • Calambres musculares: Estos calambres pueden afectar a las piernas no solo por los momentos en los que se sienten las punzadas, sino que también pueden ser molestos a lo largo del día. Si estás padeciendo de estas punzadas, considera que pueden deberse a lo siguiente:
  1. Tu cuerpo está deshidratado.
  2. Tienes bajos niveles de potasio, magnesio, sodio y calcio.
  3. Estás tomando medicamentos diuréticos.
  4. Tienes los músculos de las piernas agotados por sobrecargas físicas.
  5. Estás pasando mucho tiempo en una misma postura.
  •  Lesión muscular: Por otra parte, el dolor en tus piernas puede ser la consecuencia de una lesión en cualquiera de tus músculos inferiores, cuyas causas podrían ser:
  1. Distensión muscular, en cuyo caso puede ser un desgarre de un músculo o un estiramiento indebido.
  2. Fractura muscular por una sobrecarga, en este caso el tejido del músculo está rasgado.
  3. Tienes una tendinitis, que muchas veces afecta también las articulaciones de las piernas (puedes informarte más en Por qué duelen las articulaciones).
  • Otras causas de los dolores en las piernas pueden ser la obesidad, las várices, daños nerviosos como la ciática o problemas óseos, que afectan lo largo y ancho de la pierna.

Tipos de dolor de piernas

Dolor de piernas por pesadez y/o debilidad: En estos casos el dolor en las extremidades imposibilita la mayoría de los movimientos comunes. De esta manera, se te hace difícil caminar o subir escaleras, pues el hecho de levantar la pierna es doloroso, molesto y desesperante. Con este tipo de dolores es más probable que se arrastren los pies, ante lo doloroso que resulta levantar la planta del suelo.

Dolor de piernas con hormigueos y entumecimientos: Si normalmente, cuando una pierna se nos duerme, sentimos que es una sensación desagradable, es mucho mayor la molestia si ese tipo de hormigueo afecta toda la pierna y por más tiempo del soportable, aunque sea un hormigueo menos intenso. Cuando esto ocurre, puedes no llegar a sentir sensaciones de calor o frío en las extremidades, lo que puede llegar a ser alarmante; además limita actividades como conducir o subir escaleras.

Dolor de piernas ardiente: En este caso, el dolor en las piernas se presenta desde la zona de la espalda baja, afecta también los glúteos, y baja a lo largo de la pierna, llegando incluso a sentirse en el pie. Si padeces de este tipo de dolor, puedes sentir punzadas agudas que son intermitentes o continuos.

Dolor de piernas postural: Con estos dolores se ve afectada también la zona baja de la espalda. Muchas veces puedes hallar alivios al cambiar de posturas, cuando estás sentado o acostado, aunque la causa del dolor se encuentra en las malas posiciones adoptadas en los quehaceres diarios.

¿Qué hacer en casa cuando se tiene dolor de piernas?

Si estás en plena etapa de dolor, te recomendamos que sigas los siguientes consejos para mitigar los malestares y alejarte de la duda de las molestias en las piernas:

  • Ante todo, evitar el movimiento innecesario. Si te duelen las piernas procura descansar el mayor tiempo posible. Si la causa en una sobrecarga, el descanso es imperativo para calmar el dolor.
  • Intenta calmar las dolencias con analgésicos de venta libre. Si consideras que no te ayudan mucho, puedes acudir a la consulta médica para que te receten una analgésico más potente, o en caso extremo un relajante muscular inyectado, efectivos también en casos de sobrecargas musculares.
  • Aplica hielo en las zonas que presenten más dolor. El hielo es el analgésico y desinflamatorio natural más efectivo que puedes hallar; además su efecto es casi inmediato.
  • Eleva las piernas, en caso de sobrecarga o mala circulación este tipo de posturas te serán de ayuda. Acá te presentamos la mejor manera de hacerlo.

Ejercicio para el dolor de piernas

Como te aconsejamos, en casa puedes hallar el alivio a las piernas cansadas. Este ejercicio es efectivo para calmar el dolor después de un largo día de trabajo o de actividad física intensa:

Para aliviar el dolor en las piernas

  • Acuéstate en una superficie plana, puedes hacerlo en una cama o en el suelo, sobre una sábana o alfombra. Ahora, la efectividad de esta postura se encuentra en el hecho de que debe procurarse que las piernas estén por encima del nivel del corazón, así la sangre fluirá en sentido descendiente y la presión en las piernas desaparecerá.

Para esto puedes apoyar las piernas pero en el espaldar de la cama, o simplemente en la pared. Si estás en el suelo, puedes apoyar los talones en el borde de alguna mesa pequeña o de los muebles, recuerda que lo importante es que estas estén elevadas.

No está de más recordarte la importancia de tener una vida saludable para prevenir estas y otras dolencias. Si tienes sobrepeso tus piernas sentirán las sobrecargas cada día, y hacer este ejercicio o aplicar hielo no serán soluciones a largo plazo; en ellas solo hallarás alivios momentáneos.

Inicia un plan nutricional que te ayude a bajar de peso e incluye en tu dieta rica en proteinas, aunque tengas un peso ideal, alimentos ricos en Vitamina C, y alimentos ricos en agua, como la sandía o la lechosa, pues son efectivos cuando de buscar una buena circulación se trata, tus piernas agradecerán el alivio del dolor y tu organismo sacará otros provechos de dietas saludables y ejercicios físicos.

Puedes hallar más respuestas en por qué duelen las piernas en el embarazo.

 

Te puede interesar:  Soluciones A Por Qué Me Duele La Cabeza Muy Seguido
Loading...
COMPARTIR