Ya habrás sentido lo que es el dolor óseo. Cuando las dudas aparecen en torno a por qué duelen los huesos aparece ante todo el deseo de encontrar las mejores recomendaciones para aliviar el malestar en todo el cuerpo. Aunque a veces este dolor aparece ante un cuadro de malestar por gripe, puede surgir por problemas más serios, que debes tener en cuenta al momento de actuar.

por qué duelen los huesos

El dolor en los huesos puede aparecer a cualquier edad, tanto niños como abuelos pueden quejarse de este malestar. Ahora, también puede presentarse el caso de que el dolor se presente junto al dolor articular. 

¿A qué edad es más común el dolor de huesos?

Ya mencionamos que son las personas mayores quienes están más propensas de padecer este tipo de malestares. Esto se debe principalmente a que el desgaste óseo y articular es mayor, producto de los años.

Además, las personas mayores, y sobre todo las mujeres, tienen mayor riesgo de padecer enfermedades degenerativas de los huesos como la osteoporosis, por lo que el dolor de huesos es una constante si se padece de esta enfermedad.  

¿A qué  se debe el dolor en los huesos?

  1. Traumas: es la explicación más sencilla que podemos proponer como causa del dolor óseo. Si has sufrido algún golpe, quizá sea este el origen del dolor; sin embargo sería solo un dolor local.
  2. Cáncer en los huesos del cuerpo: En este caso el dolor es producido por un tumor óseo maligno que produce el deterioro del tejido de los huesos, lo que resulta doloroso e incluso imposibilita la movilidad del paciente.
  3. Cáncer que pasa a los huesos: En este caso la raíz del cáncer no se halla en los huesos sino en otra zona del cuerpo, pero el dolor se siente porque se presenta la temida metástasis.
  4. Osteoporosis: Como ya mencionamos esta dolencia es más común en las personas de la tercera edad, en cuyo caso se produce lo que se conoce técnicamente como una desmineralización ósea, es decir, los huesos pierden su fuerza y resistencia.
  5. Sobrecargas: Aunque un esfuerzo de consideración pueda no haber provocado fracturas o fisuras en tus huesos, puede ser la razón de tu duda ante por qué duelen los huesos. En este caso puede deberse a trabajos pesados que ameritan el levantamiento constante de objetos.

Qué hacer ante los dolores de huesos

Si quieres evitar que el dolor en los huesos sea intenso, y tu búsqueda de soluciones apunta a aliviar los dolores, sigue estos consejos, sencillos pero efectivos para tu salud ósea:

ejercitarse contra el dolor óseo

Cambia tus hábitos alimenticios: La dieta juega un papel de suma importancia en la salud de tus huesos. Si tu dieta es alta en grasas y baja en vitaminas y minerales naturales es normal que puedas padecer de dolor en los huesos. El consumo de alimentos ricos en calcio, como la leche y algunos de sus derivados.

Usa suplementos vitamínicos: Si tu deficiencia de vitaminas y minerales es más alta delo que esperas puedes intentar mejorar esas carencias con el consumo de suplementos de calcio y de vitaminas. En este caso lo más recomendable es que acudas a tu médico de confianza para que este determine qué tan grave es tu situación y recete los mejores complementos.

Haz ejercicio: Aunque la primera impresión es que el deporte provocaría un desgaste en tus huesos, una rutina de ejercicio moderado será de ayuda en la recuperación ósea. El cuerpo acelera de esta manera el refuerzo del tejido de los huesos y además obtendrás otros beneficios que mejorarán tu calidad de vida.

Baños calientes: Estas duchas son ideales cuando se está en pleno auge del dolor. Un baño de diez minutos bajo el chorro de agua caliente ofrece beneficios antiinflamatorios y analgésicos, ideales para relajarse y aliviar el dolor de huesos.

Remedios efectivos contra el dolor en los huesos

Al momento de curar o aliviar un dolor, muchas personas acuden a la medicina natural como respuesta a sus dolencias. Estos remedios te ayudarán a calmar  tu malestar y alejarte de la ansiedad producida ante por qué duelen los huesos:

  • Té de la planta de ortiga: Los altos niveles de calcio y magnesio contenidos en la ortiga son esenciales para combatir el dolor en los huesos. Además, sus propiedades diuréticas ayudan a eliminar líquidos retenidos en las articulaciones que podrían estar provocando el dolor. Prepara un té caliente y bébelo a lo largo del día; si es de tu gusto puedes tomarlo también como un té frío.
  • Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3: Este tipo de alimentos debes consumirlos si quieres prevenir y aliviar tu dolor óseo. Considera incluir en tu despensa alimentos como los pescados frescos (preferiblemente el pescado azul), el aceite de oliva en tus ensaladas y los frutos secos como meriendas (pasas, granola, entre otros.)
  • Leche y sus derivados: Son los alimentos que no pueden faltar en tu dieta si estás en presencia del dolor en los huesos. Beber un vaso de leche, acompañar tus comidas con queso rallado o tomarte un yogurt de frutas es imperativo para fortalecer los tejidos de tus huesos, y ante huesos fuertes menos dolor tendrás.
  • Batido de naranja con fresa: Los altos niveles de vitamina C contenidos en estas frutas ayudan a eliminar y prevenir todo tipo de inflamación. En el caso de que tu dolor se deba a inflamación articular, y por ende el dolor se sienta también en los huesos, la hinchazón desaparecerá si bebes unos dos vasos de este batido al día.

Como ves, la solución a por qué duelen los huesos de tu cuerpo está en tus manos. Con seguir nuestras recomendaciones y probar con los remedios que te presentamos hallarás la solución a esos molestos dolores que imposibilitan el normal quehacer diario en tu hogar.

Y como te recomendamos siempre, no dudes en acudir a ver a tu doctor de confianza cuando los cuadros de dolor sean muy intensos y prolongados, pues podría tratarse de dolencias serias que requieren atención médica especializada.

Si te interesa profundizar sobre el tema del dolor óseo, te recomendamos leer dos razones de por qué duelen los huesos de todo el cuerpo.

Loading...
COMPARTIR