Todos los días, tanto los seres humanos como los animales ingieren alimentos y líquidos, así como, en el caso estricto de los humanos, decimos palabras, conversamos, emitimos juicios y compartimos experiencias a través del habla. Para todas estas actividades es necesaria la lengua, y muchos pasan sus vidas sin reconocer la importancia de este órgano de nuestras bocas, a veces hasta que se presentan molestias lamentables, ante cuyo caso nos preguntamos por qué duele la lengua.

Un dolor en este órgano bucal puede deberse a múltiples razones. Pero lo importante es reconocer antes que nada el protagonismo que tiene está en nuestras actividades diarias, ya que nos ayuda amover loa alimentos cuando se mastican, a empujar los líquidos para ser ingeridos y, sobre todo, quizás el mayor uso que se le da, nos permite articular sonidos que se traducen en las lenguas que se hablan en el mundo, para comunicarnos con nuestros semejantes.

Por qué duele la lengua: principales causas

Por Qué Duele La Lengua

Pueden resumirse infinitas razones a este tipo de malestar que nos impide vivir un día tranquilo o normal. Pero hemos considerado presentar las razones más comunes para que este órgano nos aqueje con gravedad:

  • Por la glositis: es quizás una de las causas más comunes a este tipo de problemas. En este caso hacemos referencia especialmente a una inflamación de la lengua que se traduce también en otros síntomas, como enrojecimiento por secciones de la superficie de la misma, así como un alisado anormal de la zona superior, en cuyo se puede hablar de una desaparición temporal de las papilas gustativas.

Estas papilas son similares a botones, que nos garantizan el que podamos degustar y percibir el sabor de cuanto comemos cada día. Cuando se inflama esta zona, entonces las papilas quedan arropadas por la hinchazón, haciendo que podamos no sentir el gusto de alimentos y bebidas, así como tener dificultad para articular ciertos sonidos del habla.

  • Mordidas de lengua: a veces nos mordemos al comer y no nos damos cuenta, pues se trata de lesiones leves que en primera instancia pasan desapercibidas. Generalmente, estas lesiones ocurren en los costados y provocan ligeros desgarros de tejido, que puede o no sangrar. Estos problemas pueden dificultar o ser dolorosos al ingerir otros alimentos.
  • Por lengua negra: es una situación extraña el despertar una mañana y ver en el espejo que en nuestra boca este órgano adquiere una coloración oscura y desagradable. Aunque muchos e asustan y creen que se trata de una manifestación de un posible cáncer bucal, deben desechar esta hipótesis, pues realmente el dolor es poco intenso, a diferencia, eso sí, del oscuro color.
  • Las úlceras bucales: en este caso se trata de lesiones abiertas en la piel del interior de la boca, que bien puede aparecer también en las encías o paredes internas de las mejillas. Estas pueden resultar muy molestas al momento de comer y aparecen en la lengua cuando se producen mordidas, generalmente.

¿Qué causas hacen que duela la lengua?

cómo quitar dolor de lengua

Para saber qué elementos propician estos malestares debemos apuntar lo siguiente:

  • En el caso de la glositis se puede hablar de varios factores desencadenantes. Por un lado, tenemos la posibilidad de que se deba a afecciones por reacciones alérgicas a algún alimento ingerido. Por otra parte, puede deberse a un síntoma como por ejemplo de herpes bucal; por último, podemos considerar como causa un debilitamiento o disminución de los niveles de hierro en nuestra sangre, ante cuyo caso la producción de glóbulos rojos disminuye, que son los que transportan oxígeno y proteínas a los músculos, y esta amiga de nuestra boca es precisamente un tejido muscular.
  • Las mordidas son producidas por comer muy rápido, así como por introducir en la boca trozos de alimentos muy grandes para ser masticados con comodidad.
  • Cuando de lengua negra se trata se cree que un tratamiento de antibióticos pueda ser la explicación de este color anormal. Es común en pacientes que poseen infecciones difíciles de atacar en otras partes del cuerpo, y que consumen altas concentraciones de antibióticos.
Te puede interesar:  Por Qué Duelen Las Muelas | ¿Qué Puedes Hacer?

Además, se cuenta también el hecho de que se deba a malas praxis de higiene de las bocas.

  • Ya mencionamos que las úlceras pueden desencadenarse luego de las mordidas, pero se pueden presentar también por quemaduras cuando se comen alimentos que están muy calientes, así como también por tener dientes con astillas o quebrados, pues estos rasgan los laterales linguales y producen el dolor posteriormente.

Cómo aliviar el dolor de lengua 

remedios para quitar el dolor de muela

Veamos de qué manera podemos combatir cada una de estas afecciones y problemas que se presentan en nuestra cavidad bucal:

  • Para curar una glositis lo mejor es saber que debemos ser prevenidos. Tanto con la higiene dental como del resto de la boca, se puede prevenir que aparezcan estas inflamaciones. Ahora, específicamente se recomienda hacer gárgaras de agua tibia varias veces al día, pues el calor hace las veces de desinflamatorio natural.
  • La misma receta se indica para una lesión por morderse la lengua. En ambos casos se puede potenciar el remedio al agregar un poco de sal de cocina o sal de Epson al agua. Esto resulta perfecto cuando las heridas por mordidas sangran, pues ofrecemos un efecto antiséptico, antibacterial, para evitar potenciales infecciones bucales.
  • Eliminar la coloración oscura de nuestra boca puede hacerse con ayuda de una fruta realmente deliciosa: la piña. Lo que debe hacerse es cortar esta fruta en rodajas y absorber el jugo y masticarla despacio. La idea es que el jugo hidrate la superficie oscura, ante lo cual se recomienda que se aproveche de manera sólida y no como jugo en compañía de agua.
  • Calmar una úlcera puede ser tarea un poco dolorosa. Se recomienda, por una parte, tratarlas con sal aplicada directamente sobre la úlcera. Aunque es una experiencia dolorosa lo cierto es que es la mejor manera de prevenir infecciones. Pero para que no sea tan traumático se pueden hacer las ya citadas gárgaras con sal, las cuales podemos potenciar al agregar el jugo de uno o dos limones frescos.

El cuidado e higiene de nuestras bocas es una recomendación general para prevenir estas y otras molestias. Pero ya sabemos que el dolor puede molestar más allá de nuestras bocas, pues molesta para comer y para hablar, situaciones lamentables si se acerca una fecha o actividad importante en nuestra agenda. Cepillarse después de cada comida, así como usar enjuague bucal, debe ser tare de todos los días para tener lenguas sanas, limpias y que sobre todo nos permitan degustar los deliciosos alimentos que nos ofrece el mundo culinario.

Loading...
COMPARTIR