Cuando los dolores aparecen quieres respuestas inmediatas. En este caso vamos a dar respuesta al dolor de varices, especialmente en las piernas, pues es la zona en donde son más comunes. Sin embargo, es posible que aparezcan también en otros lugares de tu cuerpo, por lo que saber sus causas y sus tratamientos naturales te ayudará a recuperar un estado de salud óptimo en poco tiempo.

Un malestar de este tipo puede resultarte más molesto de lo que crees, ya que no se trata únicamente del dolor agudo que sientes en piernas o en donde aparezca el problema sino a que muchas de tus actividades de vida se ven truncadas por las dolencias:

  • Se te dificulta subir o bajar escaleras.
  • Es difícil agacharte completamente para levantar objetos del suelo.
  • Emprender una caminata larga es prácticamente impensable.
  • Mantenerte de pie, como en algunos casos laborales, se convierte en una especie de suplicio doloroso.

¿Por qué duelen las varices en las piernas?

dolor de varices

Vamos a centrarnos exclusivamente en el malestar que te surge en las extremidades inferiores. En este caso el dolor se debe a que:

  • Las cavidades de las venas presentan una circulación deficiente, que se traduce en dolencias agudas al pasar la sangre de forma ralentizada.
  • Estas venas dirigen la sangre a tu corazón, y al impedirse su fluido normal puedes incluso sentir agotamiento general.
  • La forma normal de la vena es semirrecta, con ligeras curvaturas. El dolor parece porque cuando estas se inflaman pierden su forma natural, se desdoblan y forman intrincados nudos que, precisamente con la hinchazón, hacen que tu piel se torne sensible y sientas la experiencia dolorosa.
  • En casos extremos de dolencias se debe a que prácticamente la vena se obstruye por completo, pues solo menos del 25% del fluido normal pasa a través de la cavidad. A esto se le conoce como represión y es el detonante perfecto de la dolencia.

¿Quienes sufren más de este problema?

inflamación de venas

Estadísticamente, son las mujeres quienes son más propensas a padecer de este problema que actualmente se considera una enfermedad. Pero a grandes rasgos, existen factores que te ayudan a determinar cuál es tu caso en particular, a saber:

  • Si estás embarazada entonces es esa la respuesta de tu problema, pero ten ánimos, ya que después de dar a luz las venas retoman su circulación normal y puedes hallar el alivio que esperas.
  • Las personas obesas, o que al menos tienen un rango de 10 kilos de peso extra pueden considerar que es esta la razón de que tengan este quiebre de salud.
  • Si eres una persona que sobrepasa los 50 años de edad entonces debes dar por hecho que aquí está la respuesta.
  • Si en tu empleo pasas muchas horas de pie, como los vendedores de tiendas en centros comerciales, esa puede ser la razón de peso. Acá no importa si eres o no una persona de avanzada edad, ya que el malestar puede surgir incluso si eres joven.
  • Si en tu familia, tu madre, tías o abuela, han padecido de esta enfermedad puedes considerar que tu problema es entonces una consecuencia de una herencia, pues las varices están cargadas de cierto factor genético.
  • Si eres mujer y estás en la edad en la que los cambios hormonales por la menopausia aparecen debes estar preparada pues al menos en los próximos doce meses puedes sufrir de este problema.
  • Por último, también puede ser causadas por una vida sedentaria. Recuerda la importancia de hacer ejercicios, ya que esto ayuda a mejorar la circulación de la sangre.
Te puede interesar:  Por Qué Duele El Pulmón: 10 Remedios Naturales

Como quitar las varices de forma natural

Hay acciones para aliviar el dolor que puedes hacer. Si sigues al pie de la letra estas indicaciones, puedes considerar como tiempo de calma al menos un mes. Después de este tiempo, las venas retoman un flujo más estable y que sin duda te será mucho menos doloroso.

quitar la varices de las piernas

  • Inicia una rutina de actividad física: no importa la edad que tengas. Ten presente que el mínimo de ejercicio debe ser unos treinta minutos al día, que bien puede ser una caminata, una sesión de subir escaleras o una rutina de cardio en el gimnasio. Todo está en que tengas la voluntad de mejorar tu circulación sanguínea.
  • Bebe agua: Una buena hidratación es parte fundamental de la dieta de quienes sufren de este problema. Si por cuestiones laborales se te dificulta beber siempre agua, incluye en tu dieta frutas que sean ricas en agua, como la papaya, la guanábana o la sandía.
  • Usa calzado que sea cómodo: si tus zapatos de trabajo o de estancia en casa generan mucha presión en la zona baja ten por seguro que no será de ayuda el contrapeso de la balanza de los remedios que emplees, ya que se dificulta el flujo sanguíneo desde la base de tus pies. Lo ideal es que tu calzado te permita mover los dedos, al menos que sea posible hacer movimientos como montar el dedo gordo sobre correspondiente con el índice de las manos.

Como curar las varices: vídeo

Más allá de estas indicaciones apunta el hecho de que una persona que consuma muchas grasas, así como que sea fumadora o bebedora de alcohol, está preparando un caldo ideal para que este tipo de problemas reincida en el futuro. Así que más vale que inicies una nueva calidad de vida sana, por el bien de tus piernas, de tu bienestar y el de tu estado de salud.

Loading...
COMPARTIR