Los seres humanos tenemos órganos, tejidos y membranas que normalmente no conocemos a no ser que hagamos un estudio exhaustivo de nuestra anatomía. Uno de esos órganos es el apéndice, que, aunque se oye comúnmente las quejas que se emiten ante un dolor en la zona del abdomen, no sabemos, a ciencia cierta, en dónde se encuentra, qué función cumple y en este caso también vale el preguntarse por qué duele el apéndice, sobre todo cuando ni siquiera podemos movernos con facilidad.

Ciertamente, puede resultar un enigma tratar de definir para qué nos sirve este pequeño amigo. Algunos creen que nos ayuda a fortalecer las defensas del organismo, pero otros aseguran que se trata de una extensión que evidencia algún tejido de nuestros ancestros primates y que hemos perdido, minuciosamente, en el proceso evolutivo.

¿En qué parte se encuentra el apéndice?

Se encuentra en nuestro costado derecho, adherido a lo que se conoce como ciego, que dicho sin palabras técnicas es una parte de nuestro intestino grueso, ubicada mucho antes del colon.

Por qué duele el apéndice: causas comunes

Por qué duele el apéndice

Pero hemos venido para saber a ciencia cierta qué provoca que este pequeño órgano en forma cilíndrica nos duela, pues además de resultar ser una experiencia muy dolorosa, nos imposibilita el caminar erguidos, el poder subir escaleras o levantar objetos del suelo, pues a veces el alivio se halla al estar en cama, acostados, ante lo cual no podríamos ir al trabajo, la escuela, la universidad o hacer labores de hogar.

El dolor puede ser causado por:

  • Alimentos no desechados correctamente: generalmente, los alimentos o frutas que contienen semillas, como las naranjas, mandarinas, tomates o plátanos, son comidos con las mismas. Estas diminutas semillas pueden convertirse en un gran problema, ya que pueden obstruir la cavidad intestinal y hacer que l órganos que nos ocupa sufra una especie de obstrucción igualmente. De esta manera puede presentarse también una inflamación, que se traduce en el dolor.
  • Por infecciones: estas son provocadas por bacterias que la mayoría de las veces entran a nuestro organismo a través de los alimentos y bebidas que consumimos, que pueden estar en mal estado o no han sido preparados de forma correcta. Estas infecciones provocan igualmente hinchazón.
  • El estreñimiento: cuando ocurre una acumulación excesiva de heces, sin duda todo el conducto de digestión e intestinal se resiente, y nuestro amigo no es la excepción. Es común en personas a las cuales se les dificulta el asistir al baño y no acuden con regularidad, pues incluso pueden pasar uno o dos días sin eliminar los desechos.
  • Por tumores: a veces ciertos tumores pueden alojarse en las inmediaciones del ciego y por ende del órgano que nos preocupa. Puede tratarse de tumores cancerígenos, ante lo cual lo mejor es acudir a un médico si al emplear remedios naturales de eliminación de dolor para este caso no funcionan y el malestar se prolonga por días.

Remedios caseros para quitar dolor de apéndice

Precisamente, los remedios o recetas que pueden prepararse en casa para aliviar las tensiones intestinales de la región anterior al colon son los siguientes:

Te puede interesar:  Conozca Por Qué Duelen Las Articulaciones De Las Manos

1La linaza

Además de propiciar la desinflamación, será ideal para acelerar o ayudar con los procesos digestivos, por lo que tendremos unas vías más limpias y por ende más sanas. Para aprovechar sus beneficios debemos poner en remojo una taza de semillas de linaza y dejarlas reposar. De este remedio solo beberemos el agua, para lo cual podemos colar las semillas, que bien pueden ser usadas para volver a preparar más bebida para el día siguiente.

Lo recomendado es que se tome un vaso en ayunas, y se pueden consumir unos dos más a lo largo del día, atendiendo a la medida de unos 200 mililitros.

2Té de tomillo

Este té es ideal cuando el dolor es muy agudo. Esto quiere decir que obtenemos beneficios analgésicos ideales para atacar este problema. Se recomienda beber unas tres tazas al día, sin olvidar que una de ellas debe hacerse antes de ir a la cama a dormir, para que podamos tener una noche más amena.

3Duchas calientes

El calor es un excelente aliado para aliviar el dolor, por lo que se puede escoger entre un baño completo o solo de la zona con agua tibiar. Otra opción para aprovechar el calor s aplicar paños húmedos en agua caliente sobre la zona derecha de nuestro cuerpo, en donde nos duela con más intensidad.

4Arcilla

Una manera de concentrar el calor por más tiempo es aplicar una capa de arcilla que hayamos preparado con agua caliente. De esta manera se concentra más la alta temperatura, además de que será una terapia relajante para tranquilizarnos ante el hecho de padecer esta enfermedad.

5Aloe vera

Muchos recomiendan aplicar el jugo espeso que emana de esta planta de manera externa, pero lo mejor es aprovechar esas bondades de forma interna. Para ello podemos preparar un jugo al licuar un trozo de aloe con una taza de agua. Para que no resulte una bebida con sabor poco agradable, se recomienda usar como endulzante miel de abeja y no azúcar.

¿Se puede prevenir la apendicitis?

Por supuesto que sí. Al igual que muchas enfermedades que atacan a los seres humanos con más frecuencia cada vez, esta enfermedad puede evitarse con la práctica de hábitos de alimentación más saludables; a tener en cuenta los siguientes:

  • Comer sano: no se trata solo de ser precavido con el consumo de alimentos con semillas, sino de eliminar las grasas saturadas y los alimentos enlatados de nuestra dieta, o al menos disminuir su consumo en gran medida. En este sentido se debe elevar el consumo de alimentos ricos en fibra, así como frutas y verduras.
  • Cocinar bien los alimentos: de esta manera garantizamos que las bacterias no entran nuestro organismo. Lo mejor es que las verduras y carnes tengan una cocción que permita que ningún tejido quede crudo, pues ya sabemos que lo podemos lamentar luego.
  • Ejercitarse: aunque parezca guardar poca relación, la actividad física moderada y regular nos ayuda a mejorar las funciones intestinales, por lo que podemos ayudar a nuestro apéndice a estar más fuerte ante posibles riesgos de enfermarse.

Vale acotar que la apendicitis no es curable con remedios caseros, estos simplemente nos brindan alivios temporales. Para curar esta enfermedad es necesaria la intervención quirúrgica, por lo que será un médico especializado quien determine los pasos a seguir para eliminar por completo este malestar de nuestras vidas.

Te puede interesar:  Aprende Por qué Duele El Pulmón Derecho: 10 Causas Posibles
Loading...
COMPARTIR