Por Qué Duelen Las Vértebras Cervicales: Causas, Síntomas y Tratamientos



Las vertebras cervicales están situadas en el cuello y son las que permiten su movilidad. Ocasionalmente estas duelen y nos ha tocado preguntarnos ¿Por qué duelen las vértebras cervicales? Por eso, hoy te responderemos esa interrogativa junto con sus causas, síntomas y diferentes tratamientos o remedios caseros que puedes realizar en casa.


Las vertebras cervicales se caracterizan por la flexibilidad y mayor movilidad que tienen a diferencia del resto de las vértebras de la columna. Por lo tanto, es común sentir dolor en ocasiones, a veces el dolor es localizado en el cuello y otras veces se extiende por los brazos, la cabeza y la espalda.

¿Por qué duelen las vértebras cervicales?

Por qué duelen las vértebras cervicales
Dolor en las vértebras cervicales

El dolor cervical muchas veces es el resultado de anomalías en las partes blandas, como por ejemplo en los músculos, discos y nervios, ligamentos y así mismo sucede en las articulaciones y vértebras. La causa más común del dolor cervical son las lesiones que se producen en las partes blandas, que puede ser deterioro progresivo o por traumatismos.



Cuando el cuello duele, es posible que se tenga dificultad para moverlo, específicamente hacía los lados, existen personas que describen este dolor como sensación de rigidez o tener el cuello rígido. Cuando este dolor involucra los nervios, se puede sentir hormigueo, entumecimiento y debilidad en los brazos o manos.

Causas del dolor en las vértebras cervicales

Existen diferentes causas que son las que presentaremos a continuación. Sin embargo, la principal de todas ellas es la tensión o distensión muscular. Muchas veces las actividades diarias son las responsables de que se produzca este dolor.

  • Dormir en una posición incómoda
  • Tener mala postura al ver televisión
  • Tener mala postura al leer
  • Girar o torcer el cuello bruscamente
  • Utilizar el monitor de la computadora muy alto o bajo
  • Agacharse con la cabeza baja durante largos periodos
  • Levantar cosas demasiado rápido con mala postura
  • Sentarse con mala postura
  • Preocupaciones y estrés

Síntomas del dolor cervical

El dolor cervical o dolor de las vértebras cervicales no posee cuadro sintomático. Sin embargo, podemos identificarlo por un conjunto de signos y señales que el cuerpo comienza a mandar. Estos son:

  • Dolor general en la zona cervical
  • Rigidez en la zona del cuello
  • Dolor que se irradia hacia abajo, hombros o escápulas
  • Dolor que se irradia hacia los brazos, manos o cabeza
  • Músculos del cuello tensos o doloridos
  • Los músculos en el cuello se sienten duros al tocarlos
  • El dolor puede provocar tortícolis
  • Dolor en la base del cráneo
  • Debilidad en hombros y manos
  • Sensación de hormigueo en manos y dedos
Te puede interesar:   Por Qué Duelen Los Huesos: ¿Cómo Aliviar Los Dolores?

Tratamientos caseros para aliviar el dolor cervical

Bien sabemos que las dolencias en la cervical es una condición común y de fácil tratamiento, por ser benigno se puede mejorar en poco tiempo y con tratamientos caseros fáciles de realizar y en la comodidad de nuestro hogar. Aquí te dejamos unas opciones de tratamientos que puedes realizar:

Compresas con te de cascaras de naranja

remedios caseros para aliviar el dolor cervical
te de naranja

La infusión de cascaras de naranja posee propiedades relajantes y antiinflamatorias que mejoran la rigidez en la zona cervical. Su aplicación es mediante compresas de agua caliente que disminuyen el dolor y las contracciones musculares.

  1. Se coloca a hervir las cascaras de naranja con agua y una vez listo el té, se sumerge un pañuelo en el líquido
  2. La temperatura debe ser apta para aplicarla en la piel y sobre la zona adolorida
  3. El proceso se puede repetir de 2 a 3 veces al día

Compresas de hielo

Compresas de hielo

El hielo funciona como un remedio efectivo para disminuir las inflamaciones y mejorar el flujo sanguíneo de la zona afectada. Se utiliza de la siguiente forma:

  1. Se deben triturar varios cubos de hielo y se envuelven en un pañuelo o en una bolsa para hacer compresas
  2. Se debe aplicar sobre la zona afectada por 10 o 15 minutos, si la persona no aguanta el frío de la compresa, puede ser por menos tiempo
  3. Al finalizar la aplicación se retira y se coloca en su lugar un pañuelo humedecido con agua tibia, para relajar la zona
  4. Se descansa por dos días y se vuelve a realizar

Aceite de Romero

tratamiento con Aceite de Romero
Aceite de Romero

El aceite de romero contiene propiedades desinflamatorias y analgésicas, los músculos lo absorben y de esta manera se alivia el dolor en la zona afectada. Su procedimiento es el siguiente:

  1. Se aplica una pequeña cantidad de aceite de romero y se frota sobre la zona dolorida, el cuello, los hombros y parte de los brazos. Se masajea con movimientos circulares
  2. Repetir el procedimiento dos veces al día hasta aliviar completamente el dolor

Estos tratamientos son efectivos para aquellas personas que están sufriendo un fuerte dolor cervical, su alivio es rápido y es fácil de hacer. Debemos tomar en cuenta que para evitar estos desagradables momentos, es necesario evitar los movimientos bruscos y las malas posturas puesto que, son las principales causantes del dolor cervical o dolor de las vértebras cervicales.

 





Loading...