Por Qué Duele El Esternón: Remedios



El dolor en el esternón o cualquier tipo de molestia en el pecho puede ser motivo de preocupación en la mayoría de las personas. Esto se debe a que a menudo, se asocia con problemas cardíacos u otras enfermedades que requieren atención inmediata.

Por Qué Duele El Esternón



Este es un síntoma común que se experimenta a intervalos frecuentes en la vida y puede ser inofensivo en la mayoría de los casos. Sin embargo, cuando es persistente o aumenta de intensidad debe ser examinado por un médico.

El hueso del pecho, también conocido como esternón, está situado en el centro del tórax y tiene dos funciones importantes en el cuerpo:

  • Proteger los órganos vitales que encuentran detrás de él, principalmente el corazón y las vías respiratorias.
  • Es el punto central donde las costillas, los músculos que mueven los brazos, cabeza y cuello se conectan y articulan.

A qué se debe el dolor de esternón: causas

Este puede ser causado por diversas razones. Algunas personas tienen molestia en el pecho después de comer. Otras encuentran que, al hacer ejercicio, levantar pesas o correr terminan lesionándose. Incluso un estilo de vida estresante puede ser el origen. Otras causas comunes incluyen:

Acidez o reflujo
Dolor articular
Dolor muscular
Título del spoiler
Problemas respiratorios
Condiciones psicológicas
Cirugía de los órganos en el tórax

De igual modo, otras afecciones, que no son comunes como; pancreatitis aguda, hernia hiatal, ulceras estomacales o dolor abdominal superior medio. Así como el cáncer de pulmón y el absceso pulmonar también son una razón para experimentar molestias.

Te puede interesar:  Remedios a Por Qué Duele El Dedo Gordo Del Pie

Síntomas de dolor de esternón

Las lesiones en el hueso del pecho precedidas por ejercicio, traumas o infecciones respiratorias se presentan con ciertos signos claves:

  • Malestar agudo en la pared del pecho delantero. Puede irradiar a la espalda o abdomen y es más común en el lado izquierdo.
  • Molestia durante una respiración profunda o tos.
  • Los sitios más comunes son en la cuarta, quinta y sexta costilla. La incomodidad aumenta a medida que se mueve el tronco o se toman respiraciones profundas.
  • Sensibilidad al presionar las articulaciones de las costillas.
  • Inflamación en la unión costilla-cartílago.

Cuando ocurre como resultado de infección después de cirugía, se verá enrojecimiento, hinchazón o secreción de pus en el lugar de la cirugía.



Qué tomar para el dolor de esternón: remedios caseros

Existen varios remedios caseros y cambios de estilo de vida que pueden ayudar a conseguir alivio en el esternón debido a sus diferentes causas. A continuación se describen los diversos tratamientos alternativos según el posible motivo.

1.- Acidez o reflujo
2.- Dolor articular
3.-Dolor muscular

Como quitar el malestar del esternon

Algunos métodos incluyen:

  • Usar calor local o hielo como forma de terapia.
  • Evitar el ejercicio innecesario o las actividades que empeoran los síntomas.
  • Evitar los deportes de contacto hasta que haya mejoría en los síntomas.
  • Hacer ejercicios de estiramiento.

Tratamiento para el malestar

Cuando se trata de una lesión en los tejidos que lo rodean este responde a medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno.

Bajo el consentimiento médico se puede administrar un anestésico local y una inyección de esteroides en el área que es sensible si las actividades normales se vuelven muy intensas.

Ejercicios para el dolor de esternón

La fisioterapia es una manera de recuperar el tejido alrededor del hueso para sentir alivio. Debes consultar con tu médico y fisioterapeuta sobre cómo iniciar ejercicios de estiramiento. Estos prometen mucha ayuda.

Cuando comienza a disminuir puedes probar lo siguiente:

2Ejercer presión con una pelota de rehabilitación

  • Sostén una pelota con los brazos completamente extendidos.
  • Suavemente abrázala con los brazos, asegurándote de sentir una contracción en el pecho.
  • Realiza tres series de retenciones de 5 a 10 segundos.

3Caminata con la pelota de rehabilitación

  • Acuéstate colocando la pelota bajo el pecho.
  • Lentamente camina con las manos hacia adelante hasta que la pelota esté en las caderas.
  • Levanta las manos, y luego retrocede con ellas.
  • Realiza 10 repeticiones.

No bajes el cuerpo demasiado rápido en las inmersiones. Mantén ambas partes del movimiento lisas y controladas. Asegúrate de calentar correctamente antes de cualquier entrenamiento. 

Todas estas soluciones caseras reducirán hasta cierto punto la incomodidad en el esternón. Sin embargo, si empeora o no mejora quizás sea hora de buscar un consejo médico, especialmente si piensas que puedes estar sufriendo un ataque al corazón.





Loading...